Guía Para Comprar el Mejor Robot Aspirador

Lo básico para la limpieza siempre ha sido una escoba, un recogedor y  una fregona, si eres de los que piensan así, sabes que con esto ya tienes más que suficiente para mantener los suelos de casa en condiciones…y  no te falta razón.

Esos elementos son lo básico pero seguro que tienes un aspirador que sacas de vez en cuando, probablemente una mopa para abrillantar el parquet o la tarima, etc.

Podríamos reducir considerablemente todos los utensilios que tenemos en casa para limpiar los suelos si inviertes en un robot de limpieza, que por fin va a mantener a raya las pelusas en el suelo, sin que tú tengas que invertir tiempo ni esfuerzo.

Será una inversión acertada para ti si:

  • tienes poco tiempo (o pocas ganas) de ocuparte de la limpieza en casa
  • tienes niños pequeños que gatean y es necesario tener el suelo impecable.
  • tienes mascotas en casa que sueltan pelo por todas partes
  • eres alérgico al polvo y tienes que tener un cuidado especial con el polvo y la suciedad

Tenemos que advertirte, que salvo que inviertas en un electrodoméstico de gama muy alta, tienes que tener en cuenta que un robot aspirador no va a trabajar en profundidad. Vamos, que no te libras de hacer una limpieza general de vez en cuando, pero no es lo mismo atacar la casa cuando ya no puedes más con el polvo que repasar un “limpio sobre limpio” porque el mantenimiento está al día.

Un robot aspirador en casa, además, ¡puede ser una fuente de diversión extra!  Míralo tú mismo:

¿Cuánto vale un buen robot aspirador?

En este caso, como en muchos otros, todo depende.  En este caso el precio es un gran indicador para saber la calidad de lo que te llevas. Cuanto mejor es el mecanismo, más te va a costar, así de simple. Y por eso encuentras en el mercado aspiradoras robots en la franja de los cien euros hasta los que se acercan peligrosamente a los mil.

¿Quiere eso decir que la más barata no te va a servir? No necesariamente, pero sí supone que te estás llevando a casa un electrodoméstico muy sencillo, que sirve como aspiradora pero no te va a dar todas esas prestaciones que encuentras en un robot de gama alta: programación exhaustiva, escaneo inteligente de toda la casa, WiFi, mopa, etc.

Así que tienes que encontrar el equilibrio entre tu presupuesto y todos los avances técnicos que probablemente vas a querer en cuanto los veas.

Si andas justo de presupuesto, puedes probar con un robot aspirador sencillo para ver hasta dónde le sacas partido… y con el tiempo dar el salto a uno más caro que te dé más opciones y personalización.

Características técnicas a tener en cuenta

Tipo de suelo           

Como venimos viendo en nuestras guías de compra de aspiradoras, no es lo mismo un suelo de baldosa que un parquet o una alfombra. Es algo muy importante a tener en cuenta a la hora de escoger el modelo de tu robot aspirador, ya que hay algunos que no responden bien en suelos blandos, o tienen rodillos que pueden ser demasiado agresivos para una madera delicada.

Si tienes alfombras muy tupidas o mascotas que sueltan pelo, te va a interesar que el robot tenga un modo de aspirado extra, para poder aplicar la máxima potencia en estas zonas concretas.

rador sencillo para ver hasta dónde le sacas partido… y con el tiempo dar el salto a uno más caro que te dé más opciones y personalización.


Rodillos antienganche

Os anticipamos que de vez en cuando habrá que agacharse y limpiar el robot aspirador. Tendremos que vaciar el depósito de suciedad y limpiar los rodillos para asegurar el mejor funcionamiento.

Sin embargo, algunos robot aspiradores incluyen un sistema antienganche que sirve para evitar atascos sobre todo cuando afronta grandes alfombras o zonas muy sucias.

Esta característica será muy importante para las personas que tienen mascotas que sueltan pelos en casa.

Duración de la batería

La autonomía en la que tendrás que fijarte irá directamente ligada a los metros que tenga tu casa. Cuanto más grande sea, más tendrá que durar la batería. La mayoría de los modelos rondan los 60 minutos, más que suficiente para la limpieza diaria, pero hay algunos que pueden superar las dos horas.

Hay que indicar que  cuando hablamos de baterías, la duración que da el fabricante es estimada, y el tiempo de duración también depende de si estás utilizando el robot en modo eco o a máxima potencia.

Modo de carga

La gran mayoría de los modelos incluyen una base de carga, que se deja enchufada y fija en algún lugar de la casa. La evolución en estos aparatos ha hecho que muchos robots vuelvan solos cuando notan que se están quedando sin batería, así que la base debe estar en un lugar accesible sin obstáculos que impidan el paso a la máquina.

Si no tienes demasiado sitio en casa, hay algunos  robots aspiradora que permiten prescindir de la base y se cargan directamente enchufándose mediante un cable.

Nivel de ruido

Un robot de limpieza suele ser mucho más silencioso que una aspiradora tradicional… pero no deja de hacer ruido. Si vas a estar en casa cuando el electrodoméstico trabaje, busca un nivel sonoro que te resulte tolerable. El umbral de resistencia de cada persona es distinto, pero a partir de 65/70 dB empieza a considerarse ruido. Recuerda la gran ventaja de estos electrodomésticos: tú vas a estar haciendo otra cosa. Que no te lo impida el follón.

Medidas

Cuando comenzamos hablarte en este artículo, hablábamos de la fala de espacio que tenemos en las casas, por lo que las medidas es algo a tener en cuenta, ya que el diámetro puede variar bastante de un modelo a otro. Sin embargo, eso también influye directamente en la capacidad del depósito y en la periodicidad con la que tienes que vaciarlo.


El dato más importante es la altura, ya que eso determinará si el aspirador puede limpiar debajo de tus muebles o no. No te olvides de comprobarlo antes de comprar, para que una vez adquirido no llevarte la desagradable sorpresa de que el robot no entra debajo del sofá por un centímetro.

Limpieza en seco o en mojado

Aunque el concepto de robot aspirador es trabajar en seco, algunos modelos incorporan un depósito de agua que hace una función similar al fregado. Algunos trabajan por goteo, otros incorporan una mopa que trabaja en mojado.

Es importante decir que esto no sustituye a un buen fregado tradicional, pero sí es un extra de limpieza que mantendrá los suelos más brillantes y las manchas a raya.

Filtros

Las aspiradoras al hacer su trabajo, mueven el polvo y la suciedad para poder atraparlo y los cepillos del robot aspirador no iban a ser una excepción. Estas partículas pueden quedarse en el aire que respiras o colarse en los mecanismos del robot y dañarlos con el tiempo. Por eso es importante que cuenten con algún tipo de filtro, mucho mejor si es HEPA, que además de evitar esos daños purifica el aire mientras está funcionando. La marca Roomba utiliza los filtros AeroVac, de fabricación propia, muy similares al HEPA.

¿Conoces la importancia de los filtros HEPA?

Si quieres conocer más detalladamente los filtros HEPA y en que nos ayudan mira este artículo.

Mando a distancia/WiFi

Los robots aspiradora más sencillos se manejan con un simple botón de encendido y apagado, pero es cada vez más habitual encontrar un mando a distancia en la caja. Con él se controlan las funciones adicionales, como el modo de limpieza o la programación, que te permite despreocuparte de limpiar incluso cuando no estás en casa.

Los modelos más avanzados tienen conexión WiFi, y se controlan mediante una app en el móvil. Ahí puedes hacer una programación más exhaustiva, controlar la eficiencia de cada sesión de limpieza, o recibir un aviso cuando hay algún problema, como atascos en el motor.

Sistema de orientación

Es uno de los elementos que más influyen en el precio, determina la forma en que se mueve el robot para limpiar. Los modelos más sencillos se mueven aleatoriamente, con una ecuación programada de serie, por el espacio disponible, tienen un pequeño parachoques que evita que se dañen al tropezar contra un mueble, y cuando esto ocurre cambian de dirección.

El siguiente paso superior es que la mayoría dispone de sensores infrarrojos que les avisan cuando tienen un objeto delante. Si son de buena calidad, evitan los golpes en los muebles haciendo la navegación un poco más inteligente.

Otro modelos más avanzados, incluso incorporan un sensor de suciedad, que les permite reconocer las áreas que necesitan una atención especial, como, por ejemplo, las zonas de paso o debajo de la mesa del comedor o debajo de la cama.

Por último, los modelos más avanzados tienen un sistema de navegación que mapea la casa, creando un plano de toda la superficie a limpiar. Así, el robot controla perfectamente las zonas por las que ha pasado y por las que no, asegurándose de no olvidarse de ninguna.

Sensores anticaída

Si tienes una casa de doble planta es imprescindible, o si existe la más mínima posibilidad de que tu robot pueda caerse por unas escaleras.

Algunos modelos avanzados de robots  han incorporado también una especie de “sensor de vacío”, interesante para evitar que se caigan por un agujero o escalón. Esto también tiene el inconveniente que si tienes una alfombra negra, puede confundirla con un hueco y no limpiará ahí.

Pared virtual

Esa otra función más, que incluyen algunos modelos. Permite delimitar una zona concreta en la que no queremos que trabaje nuestro robot aspirador. Es muy útil para proteger los comederos de la mascota, por ejemplo, o evitar que entre en habitaciones más complicadas, con muchos cables o material delicado por el suelo. O que salga al jardín si llueve, etc.

Hay varios sistemas para crear una pared virtual, normalmente con unos sensores de infrarrojos que el robot identifica como un obstáculo insalvable; o bien mediante una banda magnética, que se coloca a modo de barrera. Algunas marcas incorporan la opción “halo”, que genera un área de seguridad circular en torno al objeto a proteger.

¿Cuál es la mejor marca de robot aspirador?

Hasta hace poco la única marca a tener en cuenta era Roomba de iRobot. Incluso a más de uno escucharás decir que tiene un Roomba en casa, independientemente de la marca que ponga en la etiqueta, refiriéndose simplemente a que tiene un robot aspirador.

Roomba es a los robots de limpieza como Apple a la informática: rendimiento impecable pero precios altos. Y, por qué no decirlo, existe un cierto estatus social que viene asociado a la marca como en otros muchos casos, este no iba a ser una excepción.

Sin embargo, como en la mayoría de electrodomésticos, la democratización y los avances de la tecnología supone que últimamente han aparecido en el mercado otras marcas competidoras que le plantan cara a la todopoderosa Roomba: LG, Philips, Rowenta, Taurus, Vileda…

Y por supuesto las empresas chinas se han puesto las pilas y han empezado a competir con fuerza, no solo en el sector de gama baja o marcas blancas, sino con prestaciones que no tienen mucho que envidiar a los modelos más punteros: Xiaomi, iLife o Ecovacs son grandes ejemplos de esta tendencia.

También te puede interesar....

Te agradeceríamos tu votación del artículo
[Total: 0 Average: 0]

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

“Este sitio web utiliza cookies, tanto propias como de terceros para recopilar información estadística sobre su navegación y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, generada a partir de sus pautas de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso” Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar